location_onAv. 19 N. 120 - 71 Oficina. 507A, Bogotá, Colombia
phone(57 1) 6551063

Estudio Nacional del Agua: Información para la toma de decisiones

 
11 de Agosto de 2015
Minambiente

Bogotá, 11 de agosto de 2015 (IDEAM). El Estudio Nacional del Agua 2014 (ENA-2014), es un estudio técnico-científico, que permite reconocer el estado y la dinámica del agua en Colombia. Éste logra identificar subzonas hidrográficas y cuencas que se deben priorizar, para mejorar la gestión sobre el recurso hídrico por sus vulnerabilidades, presiones por uso y afectaciones a la calidad.

 

Este estudio, liderado por el IDEAM y elaborado en conjunto con 25 entidades ambientales y gubernamentales, asociaciones, federaciones, empresas del sector productivo y universidades de Colombia, destacó como novedad la presentación por primera vez para el país de la Evaluación de la Huella Hídrica a nivel de las 316 subzonas hidrográficas, que representan el 100% del territorio nacional; indicador que permite conocer la cantidad de agua que se utiliza para soportar la producción de bienes y servicios del país.

 

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, destacó los logros del estudio y resaltó que “más que una voz de alerta lo que plantea son enormes retos que se deben emprender para preservar el agua de los colombianos”.

 

El Director del IDEAM, Omar Franco, resaltó tres aspectos destacados en el estudio y que deben servir para emprender acciones inmediatas que contribuyan a preservar el agua: educación ambiental, sedimentos en los ríos del país y planeación en el abastecimiento del recurso hídrico para los sectores productivos.

 

 

Principales conclusiones del estudio:

- Colombia cuenta con un rendimiento hídrico promedio que equivale a 6 veces el promedio mundial y a 3 veces el de Latinoamérica; además de reservas de aguas subterráneas que triplican esta oferta y se distribuyen en el 74% del territorio nacional.

- Sin embargo, la distribución del agua es desigual para las diferentes áreas hidrográficas. En las áreas hidrográficas Magdalena-Cauca y Caribe, donde se encuentra el 80% de la población nacional y se produce el 80% del PIB Nacional, se estima que está sólo el 21% de la oferta total de agua superficial.

- Las condiciones más críticas del recurso hídrico, asociadas a presión por uso, contaminación del agua, vulnerabilidad al desabastecimiento, vulnerabilidad frente a variabilidad climática y condiciones de regulación; se concentran en 18 subzonas hidrográficas en las áreas Magdalena-Cauca y Caribe que abarcan 110 municipios con una población estimada de 17.500.000 habitantes.

- La afectación a la calidad del agua, expresada en cargas contaminantes de material biodegradable, no biodegradable, nutrientes, metales pesados y mercurio; se concentra en cerca de 150 municipios que incluyen ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Cúcuta, Villavicencio, Manizales y Bucaramanga.

- La materia orgánica biodegradable vertida a los sistemas hídricos en 2012 se estima en 756.945 t/año, mientras que la materia orgánica no biodegradable, es decir sustancias químicas, se estima en 918.670 t/año, siendo Bogotá, Cali, Medellín y Cartagena los principales aportantes.

- 205 toneladas de mercurio son vertidas al suelo y al agua de los ríos a nivel nacional.

- 318 cabeceras municipales pueden presentar problemas de desabastecimiento en épocas secas lo cual podría afectar una población de aproximadamente 11.530.580 habitantes entre las cuales se destacan Chiquinquirá, Paipa, Floresta, Soracá, Manzanares, Yopal, Neiva, Maicao, Santa Martha, Buga, Palmira entre otras.

- Se identifica una alta dependencia de agua verde en los sectores agrícola y pecuario, lo que hace que estos sectores económicos sean vulnerables al Cambio Climático.

- Se identificaron 61 sistemas acuíferos, cuya ubicación geográfica coincide con subzonas caracterizadas por altas presiones de uso, contaminación, vulnerabilidades al desabastecimiento, a la variabilidad y al Cambio Climático.

Es así, como el agua subterránea se constituye en una alternativa para mejorar las condiciones de disponibilidad, aún en situaciones climáticas críticas por su alta resiliencia. Sin embargo, es necesario ampliar la frontera de conocimiento hidrogeológico en el país; pues sólo el 20% de estos sistemas se conoce con un nivel adecuado para la gestión, el aprovechamiento y, especialmente, para la toma de decisiones en el ordenamiento ambiental del país.

El ENA 2014 evidencia la disponibilidad de agua verde y agua azul en el país, que corresponde al 97% y 3% respectivamente, mostrando claramente el potencial del patrimonio hídrico natural de Colombia que va más allá de los ríos, lagos y acuíferos.

El ENA, se convierte entonces en una herramienta de evaluación integral del agua, que también da a conocer las novedades temáticas, acordes a la cantidad de agua superficial y subterránea disponible en el país; a la calidad del agua respecto a las afectaciones y vulnerabilidades del recurso; y a la distribución que se realiza por todo el territorio nacional:

- Aproximadamente el 62% de la lluvia en Colombia se convierte en oferta hídrica superficial equivalente a un volumen de 2012 km3.

- El área Magdalena-Cauca, tan sólo representa el 13.5% de esa oferta, mientras que el Área de Amazonas representa el 37% de la oferta.

- Se estima que en Colombia hay una oferta hídrica potencial de agua subterránea de 5.848 Km3 (reservas potenciales de agua subterránea) en las 16 Provincias Hidrogeológicas identificadas en Colombia.

- El total de agua que se demanda en diferentes sectores a nivel nacional, es de 35.987 Mm3, que equivale a llenar 28 veces el volumen del embalse de Betania. Es así como el sector de mayor demanda es el agrícola con un 46,6%, seguido del sector energético con el 21.5%, el pecuario con el 8.5% y el doméstico con el 8.2%.

 

-       El agua concesionada anualmente que se reporta en las estadísticas del MADS de cobros por tasa de uso del agua proveniente de aguas subterráneas equivale a 1.032 millones de m3. De estos, 498 millones de m3 (48%) corresponden al sector agrícola (450 millones de m3 se extraen en el Valle del Cauca para la Agroindustria Azucarera), 17% corresponde a consumo doméstico y 25 % a consumo industrial.

 

En Colombia son transportados cada año mas de 300 millones de toneladas de sedimentossiendo el mayor aportante el río Magdalena en la estación de Calamar, donde se estima un transporte anual de 140 millones de toneladas.